El principio Asia. China, Japón e India y el arte contemporáneo en España (1957-2017)

Fundación Juan March
8 marzo – 24 junio 2018
Profesora Marta Huerta
Se han programado las siguientes visitas durante los meses de abril, mayo y junio.

Abril:
Lunes 23 a las 17.30 h.
Mayo:
Martes 22 a las 17.00 h.
Miércoles 30 a las 12.30 h.
Junio:
Jueves 1 a las 11.30 h.

Entre 1956 y 1961 el artista Fernando Zóbel impartió clases de arte contemporáneo, chino y japonés en la Universidad Ateneo de Manila. Los apuntes que preparó, a modo de índice para estructurar sus clases, reflejan el enorme interés que el pintor español de origen filipino tuvo por el arte de Asia Oriental.

 El inicio de esta docencia en Manila es nada más que un año posterior a un hecho fundamental en su vida: cuando en 1955, en Madrid y a través de la librería Fernando Fe, descubrió la pintura española del momento y entabló amistad con Gerardo Rueda y Luis Feito, entre otros pintores. Dichas relaciones y la activación, aunque todavía muy incipiente, del panorama artístico llevaron a Zóbel a tomar la decisión de asentarse en España en 1960.

 

 

Para entonces, el artista contaba ya con un notable conocimiento de las diferentes culturas orientales: no solo había impartido clases en Manila, sino que se había interesado por la caligrafía japonesa y, después de un viaje a Japón en
1956, había reformado su residencia en Manila convirtiéndola en una casa japonesa.

La presencia de Zóbel en nuestro país, su relación con los artistas españoles y su biblioteca, que contaba con una extensa sección de libros chinos y japoneses, convirtieron al pintor en un puente entre el arte asiático y la abstracción española de los años cincuenta.

Este es, precisamente, el punto de arranque de esta exposición, cuya finalidad es ofrecer los resultados de un primer rastreo de la influencia de las culturas de China, Japón e India, principalmente, en el arte de la segunda mitad del siglo
XX en España. De hecho, aunque la repercusión de dichas culturas en la plástica contemporánea es un hecho aceptado por la comunidad científica, no ha habido hasta el momento un proyecto expositivo dedicado a presentarlo.

 

La muestra se centra fundamentalmente en el marco cronológico existente entre la generación abstracta española de los años cincuenta y la obra de los artistas nacidos en torno a mediados de los años sesenta, momento en el que se crea el Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca; pero hay ejemplos de influencia anteriores, como es el caso del ceramista Josep Llorens Artigas, que desde los años veinte comenzó a trabajar en obras de enorme sencillez, o de Joan Miró, que, a partir de mediados de los años cuarenta trabajó, precisamente con Llorens Artigas, en piezas que aunaban cerámica y pintura.

La exposición presenta a más de sesenta artistas que han desarrollado su trayectoria artística en España y cuya obra está vinculada, en mayor o menor medida, con Asia Oriental e India. Asimismo, junto a la pintura, la escultura, la obra gráfica y el dibujo, da cabida a la instalación, la fotografía, los nuevos comportamientos artísticos y el arte conceptual. Las más de trescientas piezas asiáticas y occidentales se presentan de manera conjunta, como dos mundos que comparten el espacio y el tiempo de la exposición.

(Fuente:https://www.march.es)

Volver a exposiciones.